Breve reflexión en torno a la cobertura de lucro cesante en tiempos de la pandemia del Covid-19

09 Dec Breve reflexión en torno a la cobertura de lucro cesante en tiempos de la pandemia del Covid-19

Manuel Garcia

La crisis provocada por el Covid-19 ha generado hondas repercusiones en la economía global. Por ello, los reclamos ante las Aseguradoras, con miras a hacer efectivas las coberturas de lucro cesante (business interruption insurance), han generado dudas en torno a la activación de dicha cobertura y si los supuestos derivados de la interrupción de negocios a raíz de la actual crisis o las medidas gubernamentales para contrarrestarla, determinan o no su exigibilidad.

En este orden, conviene precisar que esta cobertura demanda el cumplimiento de los siguientes requisitos: (i) la interrupción del negocio; (ii) ocasionada por los daños o pérdida materiales que sufran los bienes asegurados y (iii) que los mismos sean consecuencia directa de una causa no excluida.

De esta manera, la paralización o cierre de negocios por virtud de la pandemia no constituyen el detonante de la exigibilidad de la obligación del asegurador con cargo a las coberturas de lucro cesante, tal como lo ha pregonado el Sector Asegurador y, en nuestro medio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico[1], ante la ausencia de un daño físico o material sobre los bienes asegurados.

Excepcionalmente, en este tipo de Pólizas existen coberturas por lucro cesante- sin previa comprobación de un daño material o físico de un bien asegurado como, por ejemplo, las restricciones de ingreso al predio asegurado por el daño de cualquier predio adyacente [distinto] a las instalaciones o bienes asegurados. No obstante, las circunstancias en que se desenvuelve la pandemia actual y las medidas sanitarias para mitigarla, no tendrían la virtualidad de realizar el riesgo asegurado propio de esta cobertura.

Ahora bien, bajo el principio de la libertad contractual, es viable la asunción del riesgo de privación de ingresos o ganancias por virtud de la pérdida de ingresos diferentes a las coberturas de lucro cesante, como ocurre con los seguros de cancelación de eventos. A este respecto, resulta ilustrativo el reciente reclamo de los organizadores del torneo Wimbledon orientado a la efectividad de la cobertura de la cancelación del evento deportivo a raíz de la actual pandemia. Valga notar que la suscripción de dicha cobertura estuvo precedida de un minucioso análisis de riesgo que tomó en consideración las experiencias pasadas con otras enfermedades infecciosas con vocación de ser pandémicas.

No obstante, en estos tiempos, reiteramos la imperiosa necesidad de salvaguardar los principios jurídicos, técnicos y económicos que constituyen el pilar de la institución del seguro.

[1] “Initial assessment of insurance coverage and gaps for tackling COVID-19impacts”, extraído de: https://www.oecd.org/finance/Initial-assessment-of-insurance-coverage-and-gaps-for-tackling-COVID-19-impacts.pdf